Deudores y Acreedores Ecológicos

La Nueva Riqueza de las Naciones

Conforme aumentan las presiones sobre los recursos, la riqueza ecológica emergerá como una fuerza geopolítica creciente, y jugará un rol cada vez más importante en la determinación de la competitividad de los países y la habilidad de sus ciudadanos para llevar vidas seguras y satisfactorias.

image

image >

Hoy en día, 80 por ciento de la población mundial vive en países que utilizan más recursos de lo que está regeneradamente disponible dentro de sus propias fronteras. Para satisfacer sus necesidades, estos países cuentan con los excedentes de recursos concentrados en los países ecológicamente acreedores, los cuales utilizan menos biocapacidad de la que tienen. Mientras el sobregiro sigue incrementándose, la escasez ecológica creciente tendrá cada vez mayor influencia y remodelará el mapa del mundo, de una distinción entre países “desarrollados y en desarrollo” propia del siglo XX a una distinción entre países Ecológicamente Acreedores y países Ecológicamente Deudores.

La Iniciativa sobre Biocapacidad

La Iniciativa sobre Biocapacidad que Global Footprint Network ha lanzado en asociación con la Comunidad Andina de Naciones (CAN) apunta a convocar a las naciones ecológicamente acreedoras e iniciar un diálogo sobre el creciente significado de la biocapacidad. En un mundo con recursos ecológicos restringidos, las naciones empezarán a reconocer la ventaja de alinear sus prioridades con su riqueza natural para asegurar la salud y el bienestar humano, afianzar el éxito económico sostenible, y evitar los desastres relacionados a los recursos.
Mientras los países ecológicamente acreedores se hacen cada vez más escasos, será crucial para las naciones deudoras forjar relaciones de colaboración con estos países acreedores para mantener economías estables. Esta Iniciativa ayudará a explorar y definir estas posibilidades, primero con países acreedores, que estarían más dispuestos a reconocer la ventaja de repensar sus estrategias de desarrollo, y luego con países deudores que también verán la ventaja de maximizar la eficiencia de sus recursos y aumentar sus reservas ecológicas.
Entender esta nueva distinción de riqueza puede ayudar a guiar las negociaciones y los cambios en políticas sobre cambio climático por un camino más productivo, empoderando a todos los países, ya sean deudores o acreedores ecológicos, hacia implementar políticas agresivas de sostenibilidad.
A través de la colaboración, la Iniciativa sobre Biocapacidad pondrá sobre el tapete la importante de los límites ecológicos. Trabajaremos para el fortalecimiento de las discusiones sobre cambio climático mediante la vinculación de los intereses nacionales con acciones positivas de sostenibilidad. Y, finalmente, ampliaremos el debate sobre el cambio climático para incluir la mayor gama de presiones sobre los ecosistemas: ecosistemas marinos, bosques, tierras de cultivo, tierras de pastoreo, áreas de pesca y carbono.

Lea el artículo sobre nuestra Iniciativa sobre Biocapacidad en la revista WME de Australia.

Este mapa fue generado utilizando datos de la edición del 2009 de las Cuentas Nacionales de Huella Ecológica y Biocapacidad.