Día del Exceso de la Tierra

En solo ocho meses la humanidad agota el presupuesto anual de la Tierra

El 20 de agosto ha marcado el Día del Exceso de la Tierra para el 2013, siendo la fecha en que la humanidad ha agotado el presupuesto de la naturaleza para este año. Nos encontramos ahora en sobregiro. Durante el resto del año mantendremos nuestro déficit ecológico recurriendo a las reservas de recursos locales, y acumulando más dióxido de carbono en la atmósfera.

Así como un estado de cuenta bancario compara ingresos contra gastos, Global Footprint Network mide la oferta y la demanda de los recursos naturales y los servicios ecológicos usados por la humanidad. Los datos son preocupantes. Global Footprint Network estima que en tan solo aproximadamente ocho meses,  nosotros demandamos más recursos renovables y servicios de captura de C02 de lo que el planeta puede proveer durante todo un año.

En 1993, el Día del Exceso de la Tierra-la fecha aproximada cuando nuestro consumo de recursos durante un año determinado supera a la capacidad anual del planeta para reponerlos-cayó el 21 de octubre, y en el 2003 este evento sucedió el 22 de septiembre. Así pues, una cosa es clara: dadas las tendencias actuales en nuestro consumo el Día del Exceso de la Tierra tiende a llegar unos cuantos días antes cada año.

El Día del Exceso de la Tierra, un concepto desarrollado originalmente por el socio de Global Footprint Network en el Reino Unido new economics foundation, es el marcador anual del momento que empezamos a vivir más allá de nuestros recursos en un año determinado. Aunque sólo es una estimación de las tendencias temporales del uso de recursos, el Día del Exceso de la Tierra es la mejor aproximación científica a la medición de la brecha entre nuestra demanda de recursos naturales y servicios ecológicos, y de lo que el planeta puede proveer.

El consumo de recursos de la humanidad

El costo del gasto ecológico excesivo

A lo largo de casi toda la historia, la humanidad ha utilizado los recursos de la naturaleza para construir ciudades y carreteras, para proporcionar alimentos y crear productos, y para absorber nuestras emisiones de dióxido de carbono a una tasa claramente dentro del presupuesto de la Tierra. Sin embargo, a mediados de la década de 1970 cruzamos un umbral crítico, cuando el consumo humano anual comenzó a superar lo que el planeta puede reabastecer en un año.

Según los cálculos de Global Footprint Network, nuestra demanda de recursos renovables y servicios ecológicos es actualmente equivalente a un poco más de 1.5 Tierras. Los datos sugieren que, aun más,  estamos bien encaminados a exigir los recursos de dos planetas dentro de la primera mitad de este siglo.

Este hecho de utilizar, o “gastar”, nuestro capital natural más rápido de lo que puede reponerse es similar a tener gastos que superan continuamente nuestros ingresos. En términos planetarios, los costos de nuestros sobregiros ecológicos son cada día más evidentes. El cambio climático, a consecuencia de que los gases de efecto invernadero se emiten más rápidamente de lo que pueden ser absorbidos por los bosques y los océanos, es el resultado más evidente y probablemente más urgente. Sin embargo hay otros costos, tales come la disminución de las aéreas forestales, la pérdida de biodiversidad, el colapso de la industria pesquera, el precio más alto de mercancías, e incluso los disturbios sociales para nombrar solo unos. Estas crisis ambientales y económicas que estamos viviendo son los síntomas de una inminente catástrofe. La humanidad sencillamente está usando más de lo que el planeta puede ofrecer.



Metodología y Proyecciones

En 2011, el Día del Exceso de la Tierra llegó unas cuantas semanas posteriormente de lo que lo hizo en el 2010. ¿Significa esto que hemos reducido el sobregiro global? La respuesta, lamentablemente, es no.

El Día del Exceso de la Tierra es una estimación, no una fecha exacta. No es posible determinar con un 100 por ciento de exactitud el día que rompemos nuestro presupuesto ecológico. Los ajustes a la fecha en que entramos en exceso ecológico se deben tan solo a la revisión constante de los cálculos, y no necesariamente en avances ecológicos por parte de la humanidad. Con base en las suposiciones actuales, los datos de Global Footprint Network sugieren que desde el año 2001, el Día del Exceso de la Tierra ha estado moviéndose tres días más temprano cada año.

La constante revisión del la metodología por parte de Global Footprint Network, implica que las proyecciones seguirán cambiando levemente. Aun así, todos los modelos científicos que consideran la demanda humana con la oferta por parte de la naturaleza muestran una tendencia constante: Sencillamente estamos en sobregiro y la deuda sigue agravándose. Esta es una deuda ecológica, y el interés que pagaremos—tal como la escases alimenticia, la erosión del suelo y la acumulación de CO ₂ en la atmósfera—tendrá devastadores costos humanos y monetarios.

Para consultas de prensa, favor de contactar al gerente de comunicación Haley Smith Kingsland.

Haga clic aquí para ver el comunicado de prensa.

Haga clic aquí para aprender más acerca del Día de Exceso de la Tierra, y cómo ha cambiado con el tiempo.