Glosario

Acre («acre»): Un acre estadounidense equivale a 0.405 hectáreas. Para el público estadounidense, los resultados de la Huella se presentan en acres globales (ga), en lugar de hectáreas globales. Ver hectárea global, hectárea, hectárea local.

Amortiguador de biodiversidad («biodiversity buffer»): Cantidad de biocapacidad reservada para mantener tipos representativos de ecosistemas y poblaciones viables de especies. Cuanto necesita ser reservado depende de las prácticas de administración de la biodiversidad y el resultado esperado.

Análisis de ciclo de vida (ACV) («life cycle analysis (LCA)»): Enfoque cuantitativo que evalúa el impacto de un producto sobre el medio ambiente a lo largo de su existencia. El ACV intenta cuantificar qué entra en y qué sale de un producto “de la cuna a la tumba”, incluyendo la energía y el material asociado a la extracción de materiales, fabricación y ensamblado del producto, distribución, uso y eliminación y las emisiones ambientales que tiene como resultado. La aplicación del ACV están reguladas por las series de estándares ISO 14040 (http://www.iso.org).

Análisis IO (Input-Output o Entradas-Salidas) («IO (Input-Output) analysis»): Análisis IO o análisis de entradas y salidas es una herramienta matemática ampliamente utilizada en economía para analizar los flujos de bienes y servicios entre sectores en una economía, usando datos de tablas de IO. Análisis de IO asume que todo lo producido por una industria es consumido por otras industrias o por consumidores finales, y que puede hacerse seguimiento a estos flujos de consumo. Si los datos relevantes están disponibles, análisis de IO pueden ser usados para rastrear flujos físicos y financieros. Modelos combinados económicos-ambientales utilizan análisis IO para seguir la pista a los impactos ambientales directos e indirectos de actividades industriales a lo largo de las cadenas de producción, o para asignar estos impactos a categorías de demandas finales. En estudios de la Huella, análisis de IO pueden ser usados para asignar Huellas entre actividades de producción, entre categorías de demandas finales, así como para desarrollar matrices de uso de terreno para consumo.

Biblioteca de factores de conversión («Conversion Factor Library»): Ver tabla de intensidad de Huella.

Capacidad biológica o biocapacidad («biological capacity or biocapacity»): La capacidad de los ecosistemas de producir materiales biológicos útiles y absorber los materiales de desecho generados por los seres humanos, usando esquemas de administración y tecnologías de extracción actuales. “Materiales biológicos útiles” se definen como aquellos usados por la economía humana, mientras lo que se considera “útil” puede cambiar de año a año (e.g. el uso de hojas de maíz para la producción de etanol podría resultar en las hojas de maíz convirtiéndose en un material útil, y así incrementar la biocapacidad de la tierra de cultivo de maíz). La biocapacidad de un área se calcula multiplicando el área física actual por el factor de rendimiento y el factor de equivalencia apropiado. La biocapacidad generalmente se expresa en hectáreas globales como unidad.

Capacidad biológica disponible por persona (o per cápita) («biological capacity available per person (or per capita)»): En el año 2005, habían 13.4 billones de hectáreas de tierra y agua biológicamente productiva en este planeta. Dividiéndolo entre el número de personas vivas en ese año, 6.5 billones, da como resultado 2.1 hectáreas globales por persona. Esto supone que no se considera tierra destinada para otras especies que consumen el mismo material biológico que los humanos.

Capital Natural («natural capital»): Capital natural puede ser definido como todas las materias primas y ciclos naturales en la Tierra. El análisis de la Huella considera como componente clave el capital natural que sostiene la vida, o también llamado capital ecológico. Este capital se define como los activos ecológicos vivos que rinden bienes y servicios continuamente, los cuales se encuentran acumulados (en stock). Las funciones esenciales incluyen la producción de recursos (como pesca, madera o cereales), asimilación de desechos (como absorción de CO2 o descomposición de aguas residuales) y servicios para manutención de la vida (como protección UV, biodiversidad, limpieza de agua o estabilidad del clima).

Componentes del consumo (también categorías del consumo) («consumption components (also consumption categories)»): Los análisis de la Huella Ecológica puede ubicar la Huella total en diferentes componentes del consumo, típicamente alimentos, vivienda, transporte, bienes y servicios, frecuentemente desagregado entre subcomponentes. Una categorización consistente a través de diferentes estudios permite la comparación de la Huella de los componentes de consumo individuales entre regiones, y la contribución relativa de cada categoría a la Huella total de la región. Para evitar el conteo doble, es importante asegurarse que los consumibles están ubicados sólo en un componente o subcomponente. Por ejemplo, un refrigerador puede estar incluido en el componente de alimentos, bienes o vivienda, pero no en todos.

Consumo («consumption»): Uso de bienes o de servicios. El término consumo tiene dos significados diferentes, dependiendo del contexto. Como es usado frecuentemente en relación a la Huella, se refiere al uso de bienes o servicios Un bien o servicio consumido incorpora todos los recursos, incluida la energía necesaria para proveerlo al consumidor. En la contabilidad de un ciclo completo de vida, todo aquello usado a lo largo de una cadena de producción es tomado en cuenta, incluyendo pérdidas a lo largo del camino. Por ejemplo, los alimentos consumidos incluyen no sólo la material animal o vegetal que las personas comen o desechan en el hogar, pero también las pérdidas durante el procesamiento o la cosecha, así como toda la energía utilizada para cultivar, cosechar, procesar y trasportar el alimento.

Tal como se utiliza en el análisis de entradas y salidas, el consumo tiene un estricto significado técnico. Se distinguen dos tipos de consumo: intermedio y final. Según la terminología del sistema (económico) de Cuentas Nacionales, el consumo intermedio se refiere al uso de bienes y servicios por empresas dedicadas a proveer bienes y servicios a otras empresas. El consumo final se refiere al uso no productivo de bienes y servicios por hogares, gobiernos, sector de capitales, y entidades extranjeras. /p>

Conteo doble («double counting»): Con el objetivo de no exagerar la demanda humana sobre la naturaleza, la Contabilidad de la Huella evita el conteo doble, o contar el área de la misma Huella más de una vez. Errores de conteo doble pueden surgir de varias formas. Por ejemplo, al sumar las Huellas Ecológicas en una cadena de producción (e.g. granja de trigo, molino de harina, y la pastelería), el estudio debe contabilizar la tierra de cultivo del trigo sólo una vez para evitar el conteo doble. Similarmente, pero a menor escala, pueden surgir errores en el análisis de una cadena de producción porque el producto final se utiliza para producir la materia primera usada para el producto final (e.g. se utiliza acero en los camiones y equipo para mover las tierras usados para extraer el hierro que se convierte en acero). Finalmente, cuando la tierra tiene dos propósitos (e.g. un granjero cosecha trigo en invierno y luego planta maíz para cosecharlo en el otoño) es importante no contar el área de tierra dos veces. En su lugar, el factor de rendimiento se ajusta para reflejar la bioproductividad más alta de la tierra que ha sido doblemente cosechada.

Cuentas Nacionales de la Huella Ecológica («National Footprint Accounts»): El conjunto central de datos sobre el que se calcula las Huellas y las biocapacidades del mundo y aproximadamente 150 naciones desde 1961 hasta el presente (generalmente con una demora de tres años debido a la disponibilidad de datos). El continuo desarrollo, mantenimiento y mejoras en las Cuentas Nacionales de Huella Ecológica son coordinados por Global Footprint Network y sus más de asociados.

Déficit / reserva ecológica («ecological deficit / reserve»): La diferencia entre la biocapacidad y la Huella Ecológica de una región o un país. Un déficit ecológico ocurre cuando la Huella de una población excede la biocapacidad del área disponible para esa población. A la inversa, una reserva ecológica existe cuando la biocapacidad de una región excede la Huella de su población. Si existe un déficit ecológico regional o nacional, significa que la región está importando biocapacidad a través del comercio o liquidando activos ecológicos. En contraste, el déficit ecológico global no puede ser compensado mediante el comercio, por lo que equivale a sobregiro.

Deuda ecológica («ecological debt»): La suma de los déficit ecológicos anuales. La Huella de la humanidad excedió la biocapacidad global a mediados de la década de 1980, y lo ha seguido haciendo cada año desde ese entonces. Para el 2005, este sobregiro anual se había acumulado en una deuda ecológica que excedía 2.5 años de la productividad total de la Tierra.

Directrices (para estudios sobre la Huella) («Guidelines (for Footprint studies)»): Criterios sugeridos para regular métodos, fuentes de datos y reportes para su uso cuando Estándares de la Huella no son apropiados o todavía no han sido desarrollados.

Energía incorporada («embodied energy»): La energía incorporada es la energía utilizada durante el ciclo entero de vida de un producto necesaria para manufacturarlo, transportarlo, usarlo y desecharlo. Los estudios de la Huella frecuentemente usan energía incorporada para hacer seguimiento al comercio de bienes.

Equivalente(s) en Planeta(s) («Planet Equivalent(s)»): La Huella Ecológica de cada individuo y país tiene un Equivalente en Planeta correspondiente, o el número de Tierras que tomaría para mantener la Huella de la humanidad si todos vivieran como ese individuo o el ciudadano promedio de un determinado país. Es el ratio de la Huella de un individuo (o per cápita por país) a la capacidad biológica disponible per cápita en la Tierra (2.1 gha en el 2005). En el 2005, la Huella Ecológica promedio mundial de 2.7 equivale a 1.3 Equivalentes en Planetas.

Estándares de Huella Ecológica («Ecological Footprint Standards»): Criterios especificados que regulan métodos, fuentes de datos y reportes usados en estudios sobre la Huella. Los estándares son establecidos por el Comité de Estándares de Global Footprint Network, compuesto por científicos y practicantes de la Huella de todo el mundo. Los estándares permiten generar resultados transparentes, confiables y mutuamente comparables en estudios hechos a lo largo de la Comunidad de la Huella. Donde los estándares no sean apropiados, las directrices de la Huella deben ser consultadas. Para más información, consultar www.footprintstandards.org.

Factor de conversión («conversion factor»): Término genérico para factores que se utilizan para traducir un flujo material expresado dentro de un sistema de medición a otro. Por ejemplo, una combinación de dos factores de conversión - factores de rendimiento y factores de equivalencia - traduce hectáreas a hectáreas globales. El factor de conversión del ratio de extracción traduce un producto secundario a equivalentes en productos primarios.

Factor de equivalencia («equivalence factor»): Factor de escala basado en la productividad que convierte un tipo específico de terreno (como tierra de cultivo o bosque) en una unidad universal de área biológicamente productiva, o hectárea global. Para tipos de terreno (e.g. tierras de cultivo) con una productividad más alta que la productividad promedio de toda el área terrestre y acuática biológicamente productiva en la Tierra, el factor de equivalencia es mayor a 1. Por lo tanto, para convertir una hectárea promedio de tierra de cultivo a hectáreas globales, se multiplica por el factor de equivalencia de las tierras de cultivo, que es 2.64. Tierras de pastoreo, que tienen una productividad más baja que las tierras de cultivo, tienen un factor de equivalencia de 0.5. Ver también factor de rendimiento.

Factor de rendimiento («yield factor»): Factor que da cuenta de las diferencias entre países en la productividad de un determinado tipo de terreno. Cada país y cada año tiene factores de rendimiento para tierras de cultivo, tierras de pastoreo, bosques y pesquerías. Por ejemplo, en el 2005, las tierras de cultivo alemanas eran 2.3 más productivas que el promedio de las tierras de cultivo mundial. El factor de rendimiento de 2.3 para tierras de cultivo alemanas, multiplicadas por el factor de equivalencia 2.6 para tierras de cultivo, convierte a las hectáreas de tierra de cultivo alemanas en hectáreas globales: Una hectárea de tierra de cultivo equivale a 6.0 gha.

Hectárea («hectare»): 1/100 de un kilómetro cuadrado, 10,000 metros cuadrados o 2,471 acres. Una hectárea tiene el tamaño aproximado de un campo de futbol. Ver también hectárea global y hectárea local.

Hectárea global (gha) («global hectare (gha)»): Un área ponderada según su productividad utilizada para reportar tanto la biocapacidad de la tierra, y la demanda sobre la biocapacidad (la Huella Ecológica). La hectárea global se normaliza según la productividad promedio ponderada por el tipo de área de la tierra y el agua biológicamente productivas en un determinado año. Dado que diferentes tipos de terreno tienen una productividad diferente, una hectárea global de, por ejemplo, tierra de cultivo, ocuparía un área física menor que la tierra de pastoreo, la cual es biológicamente mucho menos productiva, ya que más tierra de pastoreo sería necesaria para proveer la misma biocapacidad de una hectárea de tierra de cultivo. Como la productividad del mundo varía ligeramente de año a año, el valor de una gha puede cambiar ligeramente de año a año.

Hectárea local («local hectare»): Área ponderada según su productividad utilizada para reportar tanto la biocapacidad de una región local y la demanda sobre la biocapacidad (la Huella Ecológica). Las hectáreas locales se normalizan según la productividad promedio ponderada según el área de tierra y agua biológicamente productivas de una región específica. Por lo tanto, de forma similar a las conversiones monetarias, los cálculos de Huella Ecológica expresados en hectáreas globales pueden ser convertidos a hectáreas locales en cualquier año (e.g. hectáreas danesas, hectáreas indonesias) y viceversa. La cantidad de hectáreas danesas equivale a la cantidad de hectáreas bioproductivas en Dinamarca –cada hectárea danesa representaría una parte igual de la biocapacidad total de Dinamarca.

Huella de carbono («carbon Footprint»): Cuando es usada en estudios de la Huella Ecológica, este término es sinónimo con la demanda en el tierra para absorción de carbono. NOTA: La frase “Huella de Carbono” o “huella de carbono” ha sido incluida en el debate sobre cambio climático. Existen varias calculadoras que utiliza la frase “Huella de Carbono”, pero muchos sólo calculan toneladas de carbono, o toneladas de carbono por euro, en lugar que calcular la demanda sobre un área bioproductiva.

Huella de consumo («consumption Footprint»): El tipo de Huella Ecológica más comúnmente reportada. Es el área utilizada para mantener el consumo de una población definida. La Huella de consumo (en hectáreas globales) incluye el área necesaria para producir los materiales consumidos y el área necesaria para absorber los desechos. La Huella de consumo de una nación se calcula en las Cuentas Nacionales de Huella Ecológica como la Huella de la producción primaria nacional más la Huella de las importaciones menos la Huella de las exportaciones, y es, estrictamente hablando, una Huella de consumo aparente. La Huella de consumo nacional promedio o per cápita es igual a la Huella de Consumo de un país dividida entre su población.

Huella de energía («energy Footprint»): Suma de todas las áreas utilizadas para proveer energía no proveniente de alimentos ni de forraje. Es la suma de las áreas de absorción de carbono, las áreas de energía hidroeléctrica, los bosques para leña, y las tierras de cultivo para combustibles provenientes de estos cultivos.

Huella Ecológica («Ecological Footprint»): Medida de cuánta tierra y agua biológicamente productivas requiere un individuo, población o actividad para producir todos los recursos que consume y para absorber los desechos que generan utilizando tecnología y prácticas de manejo de recursos prevalentes. Usualmente se mide la Huella Ecológica en hectáreas globales. Dado que el comercio es global, la Huella de un individuo o un país incluye tierra o mar de todo el planeta. Frecuentemente, para referirse brevemente a la Huella Ecológica, se utiliza la palabra “Huella” (no “huella”).

Huella nuclear («nuclear Footprint»): Hasta la edición del 2008 de las Cuentas Nacionales de la Huella Ecológica, la Huella de la electricidad generada por energía nuclear era considerada equivalente, por kilowatt, a la Huella promedio mundial de electricidad derivada de combustibles fósiles. A partir de la edición del 2008, este componente de la Huella ya no se incluye en los cálculos nacionales. Esto no significa que el uso de energía nuclear no implica riesgos ni demandas sobre el medio ambiente, sólo que estos riesgos y demandas no se expresan fácilmente en términos de biocapacidad. Preocupaciones adicionales relacionadas a la electricidad nuclear incluyen costos y subsidios desproporcionados, futura acumulación de desechos, el riesgo de accidentes en las plantas nucleares, proliferación de armas y riesgos de seguridad.

Huella primaria de producción (también demanda primaria) («primary production Footprint (also primary demand)»): En contraste con la Huella de consumo, la Huella primaria de producción de un país es la suma de las Huellas de todos los recursos recolectados y todos los desechos generados dentro de la región geográfica definida. Esto incluye toda el área dentro de un país necesaria para mantener la recolección actual de productos primarios (tierras de cultivo, tierras de pastoreo, bosques y áreas de pesca), las áreas urbanizadas del país (carreteras, fábricas, ciudades), y el área necesaria para absorber todas las emisiones de carbono provenientes de combustibles fósiles dentro del país. En otras palabras, la Huella de bosques representa el área necesaria para regenerar toda la madera recolectada (dado que, dependiendo del ritmo de recolección, esta área puede ser mayor o menor que el área de bosque que existe dentro del país). O, por ejemplo, si un país cultiva algodón para exportación, los recursos ecológicos requeridos no se incluyen dentro de la Huella de consumo de ese país; más bien, se incluyen en la Huella de consumo del país que importa las camisetas. No obstante, estos recursos ecológicos son incluidos en la Huella primaria de producción del país exportador.

Intensidad de la Huella («Footprint Intensity»): Número de hectáreas globales requeridas para producir una determinada cantidad de recurso o absorber una determinada cantidad de desecho, generalmente expresada en hectáreas globales por tonelada. Las Cuentas Nacionales de la Huella Ecológica calculan una Tabla de Intensidad de la Huella primaria, la cual incluye las hectáreas globales del tipo de terreno primaria necesarias para producir o absorber una tonelada de producto (i.e. hectáreas globales de tierra de cultivo por tonelada de trigo, hectáreas globales de bosques por tonelada de dióxido de carbono).

Matriz de uso de terreno para consumo («Consumption Land Use Matrix (CLUM)»): Comenzando con los datos de las Cuentas Nacionales de la Huella Ecológica, una matriz de uso de tierra para consumo ubica seis tipos de usos de tierra en la Huella Ecológica (mostrada en los títulos de las columnas, que representan cinco tipos de terreno y área para absorción de carbono) en los cinco componentes de consumo de la Huella Ecológica (títulos de las filas). Cada componente de consumo puede desagregarse aún más para mostrar información adicional. Estas matrices son frecuentemente utilizadas como un instrumento para desarrollar análisis de la Huella subnacionales (e.g. Estados, provincias, ciudades). En este caso, los datos nacionales para cada celda han sido ampliados o reducidos dependiendo de los patrones únicos de consumo en el Estado, provincia o ciudad.

Matriz de uso de terreno para consumo

 

Áreas urbanizadas

Áreas de absorción de carbono

Tierras de cultivo

Tierras de pastoreo

Bosques

Áreas de pesca

Total

Alimentación

 

 

 

 

 

 

 

Vivienda

 

 

 

 

 

 

 

Transporte

 

 

 

 

 

 

 

Bienes

 

 

 

 

 

 

 

Servicios

 

 

 

 

 

 

 

Total

 

 

 

 

 

 

 

Neutral o negativo para la Huella («Footprint neutral or negative»): Actividades o servicios humanos que resultan en ningún incremento o en una reducción neta de la Huella Ecológica de la humanidad. Por ejemplo, la actividad de aislar una casa ya construida tiene una Huella por la producción e instalación de los materiales de aislamiento. Este aislamiento, a su vez, reduce la energía necesaria para enfriar y calentar esta casa. Si la reducción de la Huella proveniente de este recorte de energía es igual o mayor que la Huella original producto del aislamiento de la casa, la última se convierte en una actividad neutral o negativa para la Huella. Por otro lado, construir una nueva casa muy eficiente en la conservación de energía no hace que la casa en sí misma sea neutral para la Huella, salvo que al mismo tiempo cause una reducción en otras Huellas ya existentes. Esta reducción de la Huella tiene que ser mayor que la Huella de construir y ocupar la nueva casa.

Productividad («Productivity»): Cantidad de material biológico útil para los humanos que se genera en determinada área. En agricultura, la productividad es llamada rendimiento.

Producto hijo («daughter product»): Producto resultante del procesamiento de un producto padre. Por ejemplo, pulpa de madera, un producto secundario, es un producto hija de un tronco de madera. Similarmente, el papel es un producto hija de la pulpa de madera.

Producto padre («parent product»): Producto procesado para crear un producto hijo. Por ejemplo, el trigo, un producto primario, es un producto padre de la harina, un producto secundario. La harina, a su vez, es un producto padre del pan.

Producto primario («primary product»): En los Estudios de la Huella un producto primario es la forma menos procesada de un material biológico que los humanos recolectan para su uso. Existe una diferencia entre la materia prima, que es toda la biomasa producida en determinada área, y el producto primario, que es el material biológico que los humanos recolectarán y utilizarán. Por ejemplo, un árbol caído es materia prima que, cuando despojado de sus hojas y corteza, resulta en madera, que es el producto primario. Los productos primarios son luego procesados para producir productos secundarios como pulpa de madera, papel, y otros. Otros ejemplos de productos primarios son papas, cereales, algodón o forraje. Ejemplos de productos secundarios son kWh de electricidad, pan, vestido, carne de res, o electrodomésticos.

Producto secundario («secondary product»): Todos los productos derivados de productos primarios u otros productos secundarios a través de una secuencia de procesamiento aplicada a un producto primario.

Ratio de extracción («extraction rate»): Factor de procesamiento que compara la cantidad de un producto padre con la cantidad del producto hijo resultante. Cuando un producto padre es procesado, su masa cambia. Por ejemplo, cuando el trigo es procesado en harina blanca, el salvado y el germen son removidos disminuyendo su masa. Por lo tanto, para calcular el número de hectáreas necesarias para producir una determinada masa de harina, es necesario un ratio de extracción. El ratio de extracción en este ejemplo es el ratio de toneladas de harina dividida entre las toneladas de trigo procesado para producir la harina.

Rendimiento («yield»): La cantidad de producto primario regenerado, generalmente reportado en toneladas por año, que los humanos pueden extraer por unidad de área de tierra o agua biológicamente productiva.

Tome nota que producto primario y Huella primaria de producción son términos específicos de la Huella. No están relacionados a, y no deben ser confundidos con los conceptos ecológicos de producción primaria, producción primaria bruta (PPB) y productividad primaria neta (PPN).

Reserva ecológica («ecological reserve»): Ver Déficit / reserva ecológica.

Sobregiro («overshoot»): El sobregiro global ocurre cuando la demanda de la humanidad sobre la naturaleza excede la provisión de la biósfera, o la capacidad regenerativa. Este sobregiro lleva a un agotamiento del capital natural que sostiene la vida sobre la Tierra, y a una acumulación de desechos. A un nivel global, el déficit ecológico y el sobregiro son lo mismo, ya que no existe una importación neta de recursos al planeta. El sobregiro local ocurre cuando un ecosistema local es explotado más rápidamente de lo que puede regenerarse.

Tabla de Intensidad de la Huella («Footprint Intensity Table»): Colección de las intensidades de la Huella de productos primarios y secundarios de las Cuentas Nacionales de la Huella Ecológica. La intensidad de la Huella se mide usualmente en hectáreas globales por tonelada de producto o desecho (CO2). La Tabla de Intensidad de la Huella es mantenida por Global Footprint Network, con apoyo del Comité de las Cuentas Nacionales de Global Footprint Network.

Tablas IO (Input-Output o Entradas-Salidas) («IO (Input-Output) tables »): Tablas IO contienen datos utilizados en análisis IO. Proveen una descripción exhaustiva de los flujos de bienes y servicios en una economía en determinado año. En su forma general una tabla IO económica muestra los usos –las compras hechas por cada sector de la economía para producir sus propios outputs, incluyendo compras de productos importados; y suministros –bienes y servicios producidos para consumo intermedio y doméstico final, y exportaciones. Tablas IO frecuentemente sirven como la base para las Cuentas Nacionales económicas producidas por las oficinas de estadísticas nacionales. También son usadas para dar cuenta del Producto Interno Bruto (PIB).

Tierra para absorción de carbono («carbon uptake land»): La demanda sobre la biocapacidad requerida para absorber (a través de la fotosíntesis) las emisiones de dióxido de carbono (CO2) provenientes de combustibles fósiles. Aunque los combustibles fósiles se extraen de la corteza terrestre y no pueden regenerarse en período de tiempo a escala humana, su uso demanda servicios ecológicos para que el CO2 resultante no se acumule en la atmósfera. La Huella Ecológica, por lo tanto, incluye la biocapacidad, típica en bosques no talados, necesaria para absorber aquella fracción de CO2 fósil que no es absorbido por el océano.

Tierra y agua biológicamente productivos («biologically productive land and water»): Área de tierra y agua (marina y tierra adentro) que sostiene actividad fotosintética y acumulación de biomasa significativas utilizada por humanos. Áreas no productivas y áreas marginales con escasa e irregular vegetación no están incluidas. La biomasa que no es de utilidad para los humanos tampoco está incluida. En el año 2005, el área biológicamente productiva total en tierra y agua era de aproximadamente 13.4 billones de hectáreas.

Tipo de área («area type»): Ver tipo de terreno.

Tipo de terreno («land type»): Las aproximadamente 13.4 billones de hectáreas de tierra y agua biológicamente productivas de la Tierra están categorizadas en cinco tipos de superficie: tierra de cultivo, tierra de pastoreo, bosques, área de pesca, y áreas urbanizadas. También llamado “tipo de área”.

Toneladas («tons or tonnes»): Todas las figures de las Cuentas Nacionales de la Huella Ecológicas están presentadas en toneladas métricas. Una tonelada métrica equivale a 1000 kg, o 2205 lbs.